Pies descalzos: niños fuertes, inteligentes y equilibrados

Andar con los pies descalzos reporta un sinfín de beneficios para el niño en crecimiento, sigue leyendo para que te enteres.

Los pies son parte esencial del organismo, pues sobre ellos descansa todo el peso corporal, pero con frecuencia no se les da la importancia que requieren. De hecho ser activos, autónomos y seguros al caminar depende, en gran medida de cómo han sido tratadas las extremidades inferiores  desde la más tierna infancia hasta la edad adulta.

Así, la prevención a edad temprana es la clave para retrasar inconvenientes a futuro. Uno de los puntos fundamentales para la salud integral de los pies es permitir que los bebés y los niños  caminen descalzos, aunque usted no lo crea.

Siete beneficios de que el bebé vaya descalzo

Entre los muchos beneficios que proporciona este hecho, se encuentran los siguientes:

1. Favorece la formación del arco plantar. Esto permite reducir el número de personas con pies planos, al permitir que la musculatura de los pies se vaya desarrollando y cogiendo fuerza.

El arco longitudinal del pie se desarrolla de forma progresiva en el transcurso de los primeros años del niño, alcanzando su máxima altura hacia su adolescencia. De hecho,  durante los tres primeros años, tiene un aspecto de pie plano. Esto viene condicionado por su gran elasticidad y por la aglomeración de tejido adiposo en la zona interna de su piecito. Pero, a partir de los cinco años, el arco ya es aparente y seguirá aumentando. Sin embargo, existe un amplio rango de normalidad en cuanto a la altura de dicho arco.

Se desconoce cuál es el mecanismo exacto que determina que un pie desarrolle el arco longitudinal en mayor o menor medida, no obstante, existen diferentes trabajos científicos que demuestran la importancia de factores externos como ir o no descalzos cuando se es un bebé. La mayoría refiere que el hecho de no llevar zapatos durante los primeros años de vida favorece el desarrollo de la musculatura propia del pie, mientras que los calzados rígidos interfieren en este proceso. Por ello, actualmente se recomienda que el bebé ande descalzo la mayor parte del tiempo posible y que su calzado sea siempre muy flexible.

2. Estimula la inteligencia infantil. Un estudio llevado a cabo por expertos de la Universidad Complutense de Madrid encontró que andar descalzo con frecuencia durante la infancia estimula la maduración de algunas de las funciones cognitivas, fomentando el desarrollo propioceptivo y mejorando el rendimiento intelectual. Entre los resultados más resaltantes de la  investigación está la de que  los pequeños que van descalzos con frecuencia maduran más rápido, en comparación con sus contemporáneos que siempre llevan zapatos. Explican que esto se debe al contacto directo de los pies con el terreno, un mecanismo natural que favorece la transmisión de información propioceptiva al cerebelo, desde donde parten distintas vías aferentes que intervienen en el control del equilibrio y el mantenimiento de la postura.

3. Mejora notablemente el rendimiento en la escuela. Otra investigación, realizada por científicos de la Universidad de Bournemouth,  en Gran Bretaña, descubrió que los estudiantes que están descalzos en el aula tienen un mejor rendimiento académico, en comparación con aquellos que están con  zapatos en el colegio.

Para obtener estos resultados, los investigadores analizaron a miles de niños de 25 países, durante un período de  10 años. Los expertos encontraron que cuando los alumnos se quitaban los zapatos para estar en clase se mostraban más interesados en las enseñanzas del profesor, estaban más dispuestos a participar en las actividades escolares y tendían a llegar más temprano e irse más tarde, lo cual constituye un signo de motivación.

Los científicos explican que esto se debe a que al descalzarse los pequeños se sienten como en su casa, lo que propicia su relajación, brindándoles la posibilidad de abrirse mentalmente al aprendizaje, de manera que pueden captar más rápidamente todo lo que se les enseña, por lo que obtienen mejores calificaciones.

4. Fortalece la musculatura del pie. Está demostrado que los bebés que andan más tiempo descalzos desarrollan  mayor fuerza en los músculos de la zona,  la cual tiene 26 huesos, 33 articulaciones y más de 100 tendones, más fuerza en las piernas y menos lesiones en tobillos y rodillas, porque los han ido fortaleciendo poco a poco.

5. Proporciona tranquilidad, reduce la ansiedad y aumenta la autoestima. Se ha comprobado que cuando los niños andan sin zapatos están realizando un excelente ejercicio para liberar las tensiones y fomentar la relajación. Además,  estimula la sensación de libertad, la cual permite que los infantes sean más expansivos y se sientan más seguros de sí mismos, frente a los distintos retos que les presenta el entorno.  Todo esto ocurre porque en la planta del pie se refleja todo el cuerpo. Su estimulación natural en cada pisada ayuda a eliminar tensiones y a obtener una relajación  progresiva. El propio peso del cuerpo sirve para estimular los puntos claves y disminuir la agresividad  de forma natural.

6. Mejora la postura corporal. También se ha demostrado que el uso permanente de zapatos, desde una edad temprana, puede afectar la posición natural de la columna vertebral, incrementando el riesgo de aparición de alteraciones posturales a largo plazo.

7. Además de todos los beneficios ortopédicos, cognitivos y emocionales andar descalzo también ayuda a los pequeños al reconocimiento de las texturas y superficies, incluso de la temperatura del suelo, ello permite tener conciencia del propio cuerpo, así como de su posición y de los movimientos en el espacio (con ello evitas que el peque se caiga y choque con todo). Todo ello estimula la maduración del sistema nervioso. No obstante, siempre se debe andar descalzo en un terreno seguro y bajo la supervisión de un adulto.

Así que permitan que sus bebés, mientras sea posible, disfruten del contacto de sus pies desnudos con el entorno, siempre bajo normas de seguridad, claro está.

Related Posts
Leave a Reply

Your email address will not be published.Required fields are marked *